Clínica 1+2 El diseño como negocio en Mendoza

El 95% de los estudiantes de diseño se proyecta como profesional independiente, eso significa que van a tener que conformar una empresa, y por consiguiente no solo deben saber diseñar, sino también, llevar a cabo la gestión de su propio estudio.

Capacitarse en gestión y estrategia es vital para que no suceda lo que hasta ahora más abunda en el mercado: fracaso comercial y frustración profesional.
El crear un estudio de diseño, y llevarlo al éxito comercial no es algo que pueda improvisarse, sin embargo, es algo para lo cual no estamos capacitados.
El diseño como negocio es un seminario que atraviesa en forma intensiva por la mayorí­a de los inconvenientes que se presentan en el camino del diseñador que arma su propio estudio. Inconvenientes que son más habituales de lo pensado, y que tienen soluciones concretas.
El visualizar la solución a tiempo nos evita transitar caminos que llevan comprobadamente al fracaso.

Entender el negocio y saber cobrar por ello es el eje conductor de este seminario.

 

 

Módulo 1

  • Dí­a 1. Sábado 30 de junio

El perfil:
Es de vital importancia tener en claro cuál es el servicio que ofrecemos y por que no van a pagar. Más aún en un mercado que denosta nuestra profesión “entonces vos haces dibujitos”. Nuestro perfil nunca estuvo bien definido, y para colmo tuvo que soportar cambios que repercuten en toda la sociedad, como ser el primer plano ganado por disciplinas como el marketing, y cambios muy propios, donde la aparición de la tecnologí­a es un ejemplo tan conflictivo como incuestionable. Seguramente debemos ser la única profesión que, en vez de incorporar a la computadora, queda presa de ella “dale, ¡lo necesito rápido!… si solo tenes que apretar unas teclas”.

Revisión de los conflictos de nuestra profesión / el mercado / la educación / la gestión / la tecnologí­a / el emprender / diversidad de enfoques / el negocio del diseño en crisis /

La idea:
Ser un estudio de diseño no es una idea, es una obviedad. La idea implica definir un servicio. Ese servicio nos permite pensar en costos y precios ¡qué tema este!, por algo nos cuesta tanto ponerle un precio al diseño). También nos permite pensar en un mercado, para inmediatamente conocer a nuestra competencia, lo que nos dará la posibilidad de diferenciarnos. La idea no es espontanea. La idea de un estudio de diseño debe surgir de analizar claramente el servicio que se pretende brindar, el mercado demandante de ese servicio, para luego profundizar en otros aspectos. La idea será el origen para determinar luego la misión y la visión, lo que nos permitirá focalizar objetivos y estrategias para el logro de esos objetivos.

Ejemplos de ideas / oportunidad de negocios / segmentación / especialización / el mercado / el plan de negocios / proactividad vs. reactividad / sistematización de procesos / método.

  • Día 2. Sábado 7 de julio

La creación de un estudio de diseño:
Nuestras falencias de gestión nos conducen en forma directa a la reactividad, pero lamentablemente esa reactividad no significa haber llegado a una crisis tal, que por tocar fondo nos veamos obligados a buscar soluciones. La reactividad nos hace vivir en una situación de constante inestabilidad cuyos vaivenes nos llevan desde momentos muy esperanzadores donde pareciese que el estudio levanta cabeza, hasta momentos donde pagar la deuda mas insignificante es un dolor de cabeza. El resultado es un promedio que apenas alcanza y la continua esperanza de que un golpe de suerte nos levante. Y sí­, esperamos ese momento de fortuna y astros alineados, ya que como buenos reactivos que somos, no tenemos idea de como revertir la situación por nosotros mismos.

El nacimiento de un estudio / emprendedorismo / roles / los clientes /los proveedores / asociatividad / derechos de piso continuo / vender diseño / el crecimiento sin estrategia / análisis de costos / aprender a delegar / no saber cuando se gana o se pierde.

El presupuesto:
Desarrollo de un método para poder adjudicarle un precio a los servicios que ofrecen las estructuras de diseño. Somos parte de un mercado donde el único accionar orientado a nivelar precios esta constituido por tarifarios, no siendo estos mas que una referencia surgida a partir de encuestas realizadas a diseñadores. Es imperioso disponer de un método que nos permita deducir precios con una base lógica, e interpretar el por qué de las innumerables variables que esos precios pueden tener en el mercado, que no están regidas por la intangibilidad propia de la palabra creatividad, sino por diversas situaciones mucho mas concretas y palpables, las cuales deben ser gobernadas en forma racional.

Contextos | tangibilidad vs. intangibilidad | factor tiempo | análisis de estructuras | comparación de presupuestos | el presupuesto y la especialización | la ganancia y el posicionamiento | el presupuesto y la sistematización: entender el proceso de diseño.

Módulo 2

  • Día 1. Sábado 14 de julio

El método 1:
La palabra método genera un rechazo sistemático en nuestra profesión. Quizás ese rechazo sea producto de no entender su real significado. Pensar que la aplicación de un método conduce indefectiblemente a un resultado certero, algo así­ como asegurar que cumpliendo ciertas etapas se arriba a un resultado preciso, es no comprender la función de sistematizar los procesos. Existen procesos sistematizados y protocolos en muchas profesiones, sin embargo estos no aseguran resultados. de cualquier manera, esto no habilita a pensar que el diseño es aleatorio.
De ser aleatorio, entonces el diseño es indelegable. Y en ese caso no tiene sentido armar estudios que brinden ese servicio. Los métodos aplican a todas las facetas del trabajo del diseñador, las cuales exceden por mucho al simple hecho de diseñar. De hecho, el dominar una metodología que aplique a la tarea de presupuestar es imperiosa, si no se quiere caer en una inestabilidad emocional que resiente cualquier estructura.

El método y los desarrollos de diseño: método vs. prueba y error / el método y el tiempo estratégico – la idea – la oportunidad – definición del servicio – misión y visión – identidad – comunicación – estrategia.

El método 2:
El método y la especialización: los clientes – la competencia – los proveedores – la sistematización de la estructura – la comunicación – la estrategia de venta /
el método y el desarrollo de diseño: búsqueda del cliente – primer reunión – diagnóstico de situación – recabado de información – desarrollo de propuestas – venta de la solución – información específica – proceso de ajustes – realización de originales – seguimiento de producción – evaluación del diseño en uso.

  • Día 2. Sábado 21 de julio

El método 3:
El emprendimiento como puerta de salida / el método y la estructura: roles – tiempos – costos – clientes – proveedores – empleados – tercerización – presupuestado.

Presupuesto:
Ejercicios prácticos de aplicación del método / profundización en el presupuesto.

Mas info en: El diseño como negocio en Mendoza

A %d blogueros les gusta esto: