Showing 1 Result(s)

Para la Justicia, el mail constituye una prueba contractual

La Sala D de la Cámara Nacional en lo Comercial confirmó un fallo que habí­a admitido la demanda de la firma Bunker Diseños contra IBM, a quien proveía de gabinetes, por trabajos realizados y no abonados, en donde se tomó como prueba una serie de correos electrónicos sin firma digital.

Según informó el Centro de Información Judicial (CIJ), la jueza de primera instancia comprobó que constitui­a una costumbre entre ambas partes el formular pedidos de trabajo de forma verbal, previo envío de notas de pedido. La magistrada asignó a los mails impresos, que fueron emitidos y recibidos por un empleado de la demandada, «suficiente aptitud probatoria de las tratativas que existieron entre las partes».

Esos elementos la llevaron a concluir que, pese a que no media incumplimiento contractual por parte de IBM, sí­ se rompieron «bruscamente» las tratativas después de que se confirmó la fabricación de gabinetes por medio de los correos electrónicos atribuidos a aquel empleado.

La Cámara señala que en el valor probatorio del correo electrónico ocupa un lugar preeminente, a partir de la vigencia de la ley 25.506, los documentos con firma digital. Sin embargo, afirmó que aún en los casos en los que se prescinda de ella «no existe impedimento para que se los ofrezca como medio de prueba».